Saturday, 13 June 2009 00:00

Demanda por intérpretes en clínicas y oficinas

Written by Jaime Stanford, Traducido por Lelia Arthur
Nelia Rodriguez se reúne con un cliente en su oficina. Nelia Rodriguez se reúne con un cliente en su oficina. Jaime Stanford

Imagínese que usted está en un país donde las personas hablan un idioma que no entiende. Ahora, imagínese tratando de encontrar ayuda en un hospital o una clínica muy ocupada sin tener una manera efectiva de comunicarse. 

“A veces damos por sentado que podemos comunicarnos en cualquier nivel,” dijo Neila Rodríguez, dueña de Consulta Bilingüe Tri-City, quien trabaja como intérprete en Johnson City y en el Departamento de Trabajo y Desarrollo de Mano de Obra y Capacitación en Kingsport. 

Para muchos en el Este de Tennessee, la barrera del idioma es una realidad, pero una que los hospitales y las clínicas están tratando de superar para los pacientes.

El número de los pacientes hispanohablantes ha crecido en los últimos años, dijo Brad Lifford, coordinador de relaciones públicas de Sistemas de Salud Wellmont, que es dueño del Hospital Holston Valley en Kingsport.

“Nosotros reconocemos que es la responsabilidad de nuestros hospitales proveer servicios superiores al paciente para todos los pacientes,” dijo Lifford, “sin importar el idioma que hablen.”

Para servir mejor a los pacientes que no hablan inglés, Holston Valley y la Alianza de Salud Mountain States, que son dueños del Hospital Indian Path, ambos tienen un servicio de interpretación telefónica llamado Language Line.

Language Line tiene los servicios de interpretación disponibles para pacientes a cualquier hora que se los necesite, conectándolos a un intérprete que trabaja desde casa, dijo Ardis Nelson, profesora en el Departamento de Idiomas Extranjeros en la Universidad Estatal del Este de Tennessee.

El título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964 requiere que las personas sean protegidas "contra la discriminación basada en su raza, color, u origen nacional en programas y actividades que reciben asistencia financiera federal.”

Esta ley está ganando importancia a medida que la población del Este de Tennessee está creciendo y volviéndose más diversa. 

Karen Childress, de Jonesborough, fue una persona clave en ayudar a los trabajadores temporarios de México a recibir atención médica. Childress fue coordinadora de servicios comunitarios e intérprete de la Clínica del Centro de Johnson City por cuatro años.

Cada domingo, la clínica llevó asistencia médica a la corporación Granja de Fresas y Tomates de Scott en Unicoi.

“Ellos apreciaron la ayuda y los consejos para el alivio del dolor más simple,” dijo Childress. “El sólo recibir ibuprofeno o el tener a alguien que les diga qué pueden hacer para que sus rodillas no les duelan tanto, fue una ayuda real para ellos.”

Childress recordó el agradecimiento sincero de los trabajadores temporarios de la Granja Scott de haber podido recibir ayuda en las necesidades médicas básicas por parte de alguien que habla su idioma.

Childress dijo que ella cree que muchos no buscan consejo médico porque están intimidados por la barrera del idioma. Antes de entrar a la oficina de un doctor, Childress les decía a sus pacientes que ella sería su voz, pero ellos tenían que hacer las preguntas.

“Como intérprete uno solamente es un conducto del idioma de una persona a otra,“dijo Childress. “Nos enseñan a ser objetivos.”

Aunque no hay un programa para certificación de intérpretes médicos en el Este de Tennessee, hay un código de la ética que incluye “practicar precisión sin omitir nada, confidencialidad, imparcialidad, profesionalismo, conciencia cultural y apoyo,” dijo Nelson, quien también es la secretaria de la Asociación de Intérpretes y Traductores Profesionales de Tennessee.

A pesar de que se ha hablado de crear un programa de certificación para la interpretación médica más cercano al Este de Tennessee, los que quieren las credenciales deben viajar a Memphis, que tiene un programa de 40 horas para interpretación médica.

Muchos intérpretes tienen entrenamiento en su mismo lugar de trabajo. Algunos lugares, como Holston Valley, están haciendo más al ofrecer clases en español para los trabajadores de salud.

“Para ser intérprete uno tiene que realmente tener interés en la gente y querer ayudarlos de verdad,” dijo Rodríguez, quien dijo que oró por orientación en su carrera.

Childress, quien como agente comunitario y también intérprete, se acercó a muchos de sus pacientes.

“He sido invitada a muchas fiestas de cumpleaños, bautismos y bodas,” dijo Childress. “De personas que simplemente están agradecidas por lo que hice por ellos. Tu sabes, ‘aquí está el bebé con el que me ayudó.’ Al menos hice algo que hizo una diferencia en la vida de alguien. ¿Qué más se puede pedir?"


Publicado originalmente en El Nuevo Kingsport Times-News

Read 1110 times Last modified on Wednesday, 28 May 2014 13:43