Monday, 07 June 2010 00:00

Trabajos que duelen: Hacer tareas repetitivas se torna rutinario

Written by Amanda Marsh, Traducido por Cristina Arellano
Cody Baskett ayuda a Pablo a cargar hojas de tabaco. Cody Baskett ayuda a Pablo a cargar hojas de tabaco. Amanda Marsh

Agarrando el mango de madera de una pala, un joven endurece los músculos de su brazo para enterrar la punta metálica en el suelo, y rompe un montón de tierra. Descarga la tierra en una caretilla y comienza el proceso de nuevo.

Para algunos, este escenario podría traer a la mente un día agotador de trabajo en el jardín o un episodio de un programa de bricolaje. Para otros, el trabajo repetitivo y físico es una forma de vida.

Ese es el caso de un grupo de hombres de Chiapas, el estado más austral de México, que se han asentado en Johnson City. Debido al sufrimiento de la economía de allá, Jorge Cadenas Jiménez y su hermano Abram Cadenas trabajan en una compañía de jardinería aquí para mantener a su madre, que ha sufrido de cáncer de hueso por unos seis años.

Los ojos de Jiménez engrandecen cuando un intérprete le pregunta que si siente dolor después del trabajo. “Bueno, si usted está trabajando, se va a agotar,” dice con una sonrisa. Jiménez y sus amigos admiten que les duelen las muñecas y los brazos, dolores que regularmente tratan con analgésicos como la aspirina o el Tylenol.hands

Los hombres dicen que trabajan diez horas al día, cinco días a la semana durante el verano y el otoño, y buscan trabajo cubierto durante el invierno. Trabajar cincuenta horas a la semana haciendo el mismo trabajo una y otra vez aumenta la posibilidad de dolencias y lesiones.

Dolores y Heridas

Parece que el tipo de condiciones de trabajo descritas por los hermanos Cadenas se han convertido en normales. Los puestos de trabajo de hoy implican más horas de trabajo, poco tiempo de descanso, y más tareas repetitivas, según un informe de septiembre del 2009, "Fracturas en los Cimientos (Fundamentos): La Experiencia del Trabajador Latino en un Á rea de Calidad de Trabajo en Decadencia," publicado por el Consejo Nacional de La Raza. Estos cambios han causado un aumento de lesiones y enfermedades en el trabajo, según el reporte.

Una de las dolencias más comunes causadas por tareas repetitivas es el constante dolor de espalda, dice Nathan Fethke, profesor adjunto del Departamento de Salud Ocupacional y Ambiental en la Universidad de Iowa. El dolor también puede aparecer en el cuello y los hombros, los cuales Fethke dice que pueden llevar a problemas en todos los tendones del hombro, llamado el manguito rotador.

De hecho, los tendones de los trabajadores con recurrentes dolores de muñeca, codo o rodilla, se pueden irritar, dice Fethke. El síndrome del túnel carpiano- hormigueo, entumecimiento o daño muscular en la mano y dedos, puede afectar a las personas con dolor regular en la muñeca. El síndrome de vibraciones de mano-a-brazo es otra lesión repetitiva relacionada con trabajos que implican la transmisión de vibraciones de una herramienta a la mano y el brazo de un trabajador.

Es importante tomar en cuenta las diferencias entre un esguince o distensión de una parte del cuerpo y una condición resultante de los tipos de tareas realizadas en el trabajo, dice Fethke. Cuanto más tiempo un empleado haga cierto trabajo repetitivo, tanto más probable que él o ella se enfrente a un problema de salud.

María, que no quiso dar su apellido, sabe mucho sobre el efecto que los movimientos repetitivos pueden tener en el cuerpo con el tiempo. Ella ha estado trabajando como “empaquetadora” en una fábrica por 10 años.

Su trabajo requiere levantar objetos pesados, flexionarse y usar una pistola de pegamento, lo que requiere movimiento de la muñeca. Como resultado, ella tiene el síndrome de túnel del carpiano y un disco dislocado en la espalda. Para el tratamiento, María visita a un quiropráctico y toma medicina recetada contra la artritis.

"El médico me dijo recientemente que tenía que cambiar de trabajo o el dolor y las lesiones iban a empeorar," dijo ella.

Fuente hiriente

¿Cómo descubren los médicos que los dolores como los de María están relacionados con el trabajo que hace?

La mejor manera es hacer una historia médica completa del paciente y hacer algunas preguntas importantes sobre su trabajo, dice el Dr. Joseph Florence, director de programas rurales en el Departamento de Medicina Familiar de ETSU. Él le dijo a un grupo de estudiantes de medicina y a médicos en el Centro de Medicina Familiar de Bristol que les hagan a sus pacientes las siguientes preguntas:

• ¿Cuál es su trabajo?
• ¿Cómo hace su trabajo?
• ¿Está expuesto a peligros?
• ¿Sus compañeros de trabajo están expuestos a peligros?
• ¿Está contento con su trabajo?
• ¿ Qué cambiaría al respeto?

No todos escuchan estas preguntas. Carolyn, ahora en sus sesentas, ha sido una cajera desde que tenía quince años. Como María, no quiso dar su apellido. A principios del 2008, ella comenzó a tener dolor de cadera. Una radiografía encontró que los huesos no estaban rotos.

Unos días más tarde, Carolyn sintió que su cadera se salió de lugar y no pudo caminar. Los médicos dijeron que ella tuvo una fractura de estrés. Carolyn dice que nunca le preguntaron sobre su trabajo, lo cual piensa que fue la causa de su lesión.

En casos como el de Carolyn, el diseño del trabajo tiene mucho que ver con el número de lesiones sufridas. Si le hubiesen provisto una colchoneta a Carolyn, eso podría haber ayudado a aliviar la presión entre sus pies y el piso de concreto.

Posibilidades

La ergonomía es una manera de hacer que los trabajos se ajusten a los trabajadores, sin que los empleados hagan cosas que son dolorosas o incómodas para sus cuerpos. En ETSU, un equipo de estudiantes investigadores ha encontrado que algunos puestos de trabajo no están diseñados con los trabajadores en mente.

Por ejemplo, en las fábricas y plantas de empaque, algunos empleados tienen tensión en el cuello porque la cinta transportadora que usan para trabajar es demasiado alta para ellos.

Si un trabajador se sienta en un taburete ajustado incorrectamente, puede provocar dolor en el cuello y en la parte superior del cuerpo. Tener los pies colgando de un taburete también es peligroso. Los tendones se apretarán, causando dolor de la cintura, dicen los estudiantes investigadores.

En cuanto al trabajo agrícola, agacharse para recoger tomates u otras frutas o verduras puede ser riesgoso para la salud por dos razones.

En primer lugar, flexionar la rodilla sin parar y levantar baldes llenos a los camiones puede ser doloroso. En segundo lugar, la mayoría de los trabajadores son pagados por balde y no por hora. Esto aumenta sus posibilidades de lesiones debido a que son menos propensos a parar si están sufriendo, dijo Fethke, un antiguo profesor de ETSU.

¿Qué puede hacerse acerca del dolor en el lugar de trabajo?

Estudiantes investigadores de ETSU encontraron varias respuestas mientras trabajaban con los empleados de una planta de empaque. El estudio de este lugar de trabajo puede ayudar a convertir adivinanzas acerca de la ergonomía en soluciones reales.

Ellos recomiendan que se ofrezcan escalones para los trabajadores que no están a la altura correcta para que trabajen sin dolor.

También sugieren usar taburetes “sit-stand” para que los trabajadores puedan cambiar de posición. Los nuevos diseños de equipos agrícolas también pueden disminuir las posibilidades de dolor de los empleados.

Para eliminar el levantamiento de baldes a camiones, el estudiante de enfermería de ETSU David Morrissette dibujó dos tipos de remolques más cercanos al piso para que el balde pueda deslizarse sobre el cajón del camión. También dibujó un brazo mecánico que levanta los baldes hacia el trabajador en el cajón del camión.

Jones and Church Farms en Erwin asegura que cada empleado asiste a una clase de seguridad antes de comenzar a trabajar, dice la gerente de oficina Renea Jones-Rogers. Los trabajadores reciben descansos cada dos horas y pueden pasar a un trabajo diferente o sugerir cambios si tienen dolor, dijo ella.

Las relaciones entre los encargados y los trabajadores no siempre son amistosas. En cuanto al diseño de puestos de trabajo, Fethke visita empresas que quieren reducir los accidentes o el dolor causado por movimientos repetitivos. Fethke recomienda a los gerentes que permitan que los trabajadores hablen libremente acerca de los cambios que les gustaría ver.

Aunque cambiar el diseño del trabajo y del equipo puede reducir las lesiones en el lugar de trabajo, una cosa se pone en el camino. Los empleadores no cambiarán nada si causa que los trabajadores paren o produzcan menos, según Fethke.

“No puedes limitar la producción,” dijo él.

Arriba, en la foto de la derecha: Las manos de Pablo muestran años de trabajo arduo. Foto por Amanda Marsh.


Publicado originalmente en El Nuevo Bristol Herald Courier

Read 1557 times Last modified on Friday, 23 May 2014 16:12