Friday, 23 January 2015 00:00

Unas clases ofrecen la oportunidad de la ciudadanía

Written by Jade Delahoussaye, traducido por Olivia Martin
Geri Mulligan toma una fotografía de Peter Torok, Vinodchandra Patel y Carolina Carter durante la graduación de la clase de ciudadanía el verano pasado. Geri Mulligan toma una fotografía de Peter Torok, Vinodchandra Patel y Carolina Carter durante la graduación de la clase de ciudadanía el verano pasado.

Durante 10 semanas el verano pasado, seis inmigrantes asistieron a las clases en Johnson City, Tennessee, para prepararse para el examen de ciudadanía de los Estados Unidos. Alejandra Malfovon fue una de los cuatro que se graduaron después de completar la clase.

“Con la clase los sábados, me dio tiempo para estudiar y prepararme a lo largo de la semana,” dijo Malfovon, que es de México. “También ayudó que la clase era en Johnson City, así pude asistir”.

Malfovon, que vive en Kingsport, trabaja en la iglesia Católica de Santo Domingo. La ubicación en Tri-Cities es mejor para ella que viajar a Knoxville, Nashville o Chattanooga, que eran previamente las ubicaciones más cercanas donde se celebraban las clases.

La clase enseñó a los estudiantes cómo solicitar la ciudadanía y los preparó para la entrevista de ciudadanía y las dos pruebas. Después de pagar una cuota inicial de 50 dólares, los estudiantes recibieron un libro de texto para la clase, un libro de ejercicios y la posibilidad de tutorías adicionales de lectura o escritura en inglés. La Organización de Knoxville de Soluciones para el Empoderamiento de Inmigrantes en Tennessee (TIES por sus siglas en inglés) patrocinó las clases. El Co-fundador de TIES, Charles Mulligan, trabajó previamente con la organización Catholic Charities de East Tennessee, ayudando a los inmigrantes con sus necesidades legales. TIES comenzó las clases en Knoxville y Chattanooga. Con la expansión de las ubicaciones de la clase, la organización benéfica es capaz de llegar a más gente en más lugares y ayudar a más personas a convertirse en ciudadanos.

Alma Vázquez es la persona principal de contacto en Catholic Charities para quienes están interesados en tomar la clase en Johnson City.          

“Este fue el primer año que hemos hecho esto. Empezó siendo algo pequeño, pero tenemos la esperanza de que las clases sigan creciendo,” dijo Vázquez. “Lo mejor de las clases es que dan a las personas la confianza para pasar por el proceso de naturalización.”

“Da una vía legítima para los inmigrantes que buscan ciudadanía”.

                       – Peter Torok, voluntario

El sitio web de servicios de inmigración y ciudadanía (U.S. Citizenship and Immigration Services) enumera sólo una organización en Nashville para la ciudadanía y asuntos legales en Tennessee. Catholic Charities se lista bajo otros Estados, pero no en Tennessee, lo que puede hacer que sea un poco más difícil descubrir los lugares más cercanos. En algunos estados, no hay ninguna lista.         

La organización USCIS también celebra reuniones gratuitas sobre la naturalización. Sin embargo, no todos los estados tienen reuniones, y si alguien de Tennessee quiere asistir, la sesión más cercana puede estar en un estado diferente, como Virginia o Kentucky.

El censo de Estados Unidos estima que sólo en Tennessee desde el año 2009 a 2012 hubo un aumento del 4.2 por ciento de personas nacidas en el extranjero. En 2012, de los 6,5 millones de personas que viven en Tennessee, 291.641 personas no nacieron en los Estados Unidos.

Según las estimaciones del censo de Estados Unidos, en Johnson City la población alcanzaba las 65.123 personas en 2013. Más de 8.000 personas que vivían en Johnson City eran ciudadanos naturalizados, lo que significa que vinieron de un país diferente y pasaron por un proceso de ciudadanía. 

P1020300 copy

Geri Mulligan fue anteriormente director del Centro de estudios literarios, educación y empleo en la Universidad de Tennessee. Le gustaría que hubiera más oportunidades para ofrecer más clases para la ciudadanía.

“Hay clases en línea disponibles en Internet, pero no todas las personas tienen acceso al Internet. Muchas de las personas que estamos tratando de ayudar se encuentran en ciertas situaciones que limitan sus oportunidades", ella dijo.

Apasionados por ayudar a otras personas, los Mulligan tratan de hacerlo lo mejor que puedan cuando se trata de ampliar los servicios de inmigración. La Congregación de las Hermanas de San José de la Paz había honrado a los Mulligans con el Premio Pacificador en 2014 por su trabajo con los inmigrantes.

Charles Mulligan admira profundamente Catholic Charities.

“Es una gran organización que ayuda a los necesitados en diferentes comunidades”, dijo Milligan. “Es una organización de caridad católica que abre sus brazos a todos a pesar de su religión, y así es como estas organizaciones deben ser. Además, la clase tiene un precio razonable que cubre todo lo que necesitan, incluyendo los libros de texto".   

Cuando se trata del material cubierto en la clase, los estudiantes tienen un libro llamado “Voces de la libertad: Inglés y educación cívica para la ciudadanía estadounidense". El texto se utiliza en muchas clases en todo el país y es elogiado por ser fácil de entender para los que no hablan inglés. El texto también se utiliza en muchas clases del gobierno en las escuelas secundarias y escuelas intermedias.

Peter Torok, un médico jubilado y veterano, fue uno de los profesores para la clase. Trabajó con un estudiante de la India, Vinodchandra Patel y otro de las Filipinas, Carolina Carter.

Siendo estadounidense de primera generación, Torok dijo que sus padres emigraron a los Estados Unidos desde Hungría. Ser capaz de dar algo a cambio también fue lo que lo motivó a ser voluntario. Recordó que las aulas del centro comunitario en Memorial Park eran un “ambiente de aprendizaje seguro y protegido” para los estudiantes. Aprendió mucho con la enseñanza cívica y sobre el gobierno de Estados Unidos y sobre las diferentes responsabilidades de la ciudadanía y votación.

“Yo quería dar algo a cambio. Sentí que era mi deber ayudar a otros,” dijo Torok.

La porción cívica de la prueba llama la atención de mucha gente que quiere saber de antemano cuán difícil será el examen. Para hacerse ciudadano, los inmigrantes tienen que ir a una entrevista donde contestan preguntas acerca de su solicitud y antecedentes personales.

En términos de gobierno, Torok dijo que necesitarían conocer a los candidatos, los dos principales partidos políticos y lo que ellos representan. También deben entender los requisitos para poder votar.

Utilizando herramientas audiovisuales y otras tecnologías ayudó a Torok a enseñar estas materias.

Además, deben tomar un examen de inglés y de educación cívica basado en el material del libro de texto a menos que tengan una exención o excusa para no hacer el examen.

P1020307 copy

Si el solicitante no pasa el examen, puede volver a examinarse en la parte de la prueba que suspendió entre 60 y 90 días desde la fecha de la entrevista. Para cumplir los requisitos a la ciudadanía, los candidatos deben ser residentes permanentes de los Estados Unidos por lo menos cinco años, o si se están presentando como cónyuge de un ciudadano estadounidense, deben ser un residente permanente por lo menos tres años.

Para los niños menores de 18 años que buscan la ciudadanía a través de sus padres, los requisitos varían dependiendo de cuando nació el niño, si ciudadanos estadounidenses lo adoptaron o si los padres ya son ciudadanos.

Después de tomar la clase, los participantes tienen la opción de pasar por todo el proceso de ciudadanía.

“No todo el mundo decide establecer una fecha de entrevista y examen después de la clase”, dijo Vásquez. Ella espera que Catholic Charities pueda ofrecer más clases en 2015.

Torok describió su experiencia de trabajar con los estudiantes como muy gratificante y elogia el programa, diciendo: “Da una vía legítima para los inmigrantes que buscan ciudadanía”.

Para obtener más información sobre las clases, por favor póngase en contacto con Alma Vásquez llamando al 328-0070, en la extensión 104.

 

Arriba a la derecha, Alejandra Malfovon y sus hijas posan con Geri Mulligan después de recibir su certificado. A la izquierda, el congresista Phil Roe, R-Tennessee, segundo por la izquierda, apoyando a quienes tomaron la clase.

Fotos de Mary Alice Basconi

In English: Classes offer citizenship opportunity

Read 1238 times Last modified on Monday, 13 April 2015 01:32