2014

Yesenia Cruz Pascual sólo conocía otros tres estudiantes hispanos en el campus antes de unirse a La Alianza Comunitaria Estudiantil Hispanoamericana (HASCA por sus siglas en inglés). Ella sentía que la falta de interacción con otros estudiantes latinos estaba afectando su habilidad para mantener sus raíces hispanas.

"Ya que sólo puedo regresar a mi casa cada tres meses, y le llamo a mi mamá por teléfono una vez a la semana, no podía practicar mi español muy a menudo", dijo Pascual, la presidenta de HASCA en East Tennessee State University.

Cualquiera que entre en la finca de José Díaz se encontrará de inmediato con un singular letrero de “venta de  cabras”. Él dijo que a la gente le gusta el letrero.  
Las cabras no son los animales más fáciles para criar, dijo Díaz, “y todo lo que hago es mucho trabajo”. Él se levanta temprano cada mañana para alimentar sus animales, recortarles las uñas si es necesario y prepararse para el día.

A ella le encanta la historia, leer, escuchar cuentos y contarlos. Carolina Quiroga Hurtado, de 33 años, descubrió estas pasiones cuando era niña y gracias a la habilidad de su madre para contar historias cómicas cuando era maestra, ella encontró su amor por contar cuentos.

“Para mí es fácil, porque he estado leyendo y también recontando cosas durante toda mi vida”, dijo Quiroga. "He tenido interés en la narración porque me encanta. No es que sea una personal chismosa, pero me gusta escuchar cuentos".

Page 4 of 4