topbanner

Martin Ceron nunca ha conocido a su hijo recién nacido, Enrique. Él [Martin] no ha puesto el pie en los EE.UU. en dos años. Mientras que él está en la ciudad de México, su esposa, Brenda Bustos, está a 2.000 millas lejos en Erwin, Tennessee. 

La familia está desgarrada como resultado de la legislación de EEUU sobre la inmigración de indocumentados. 

"Mis padres están aquí, pero él es mi familia", dijo Bustos. "Mi familia está allá abajo, y sé que él necesita mi apoyo".

Published in 2017

Martin Ceron has never met his newborn son Enrique. He has not set foot in the United States in two years. His wife, Brenda Bustos, is 2,000 miles away in Erwin, Tennessee, while he is in Mexico City.

The family is being torn apart as a result of U.S. legislation on illegal immigration.

“My parents are here, but he is my family,” said Bustos. “My family is down there, and I know he needs my support.”

Published in 2017